Licor Jägermeister, de fama absoluta

Reconocida bebida espirituosa de culto y cuyo nombre significa “maestro de caza”, es un licor a base de hierbas realizado con una fórmula secreta que permaneció inalterada desde que su creador Curt Mast la desarrolló en 1934 en Wolfenbüttel, Alemania. Debido a su exclusivo sabor, fue instalado dentro de la categoría de los “bitters”, aunque su gusto es inigualable al de otra bebida. En los últimos años se ha ido popularizando también en varias partes del mundo, principalmente en toda América.

Oscuro, amargo, dulce, con una de las graduaciones más bajas entre los licores (tiene un 35% de alcohol), se elabora a base de 56 hierbas distintas, cortezas y raíces cuidadosamente seleccionadas de diferentes partes del mundo, incluyendo canela, naranjas, azafrán, sándalo rojo, coriandro, arándanos, jengibre, piel de cítricos y anís, entre otras hierbas secretas que hacen de Jägermeister una bebida mística.

En sus inicios se comercializaba como un producto médico, ya que se consideraba como una cura contra todo: desde la tos hasta problemas digestivos, inclusive fue usado en la Segunda Guerra Mundial como anestésico.

La manera recomendada de beberlo, indica que la botella debe estar siempre en el congelador a -18 C°, y debe tomarse puro y sin combinarse con nada más. Sin embargo, el Jägermeister es muy popular en los cócteles y como la gran mayoría de los licores, es común utilizarlo para preparar postres helados a bajas temperaturas. Es un licor exquisito que siempre viene bien acompañarlo con chocolates y después de las comidas.

#MBbepresent

 

 

Deja un comentario