La Sambuca, desde la bella Italia

Ya sea en su versión blanca o negra, este licor es un digestivo por excelencia. Fuerte, dulce y seco basado en el anís, típico de Italia y más concretamente del Lacio. Entre los requisitos exigidos para que pueda ser expedido se exige que esté hecho con anís, tanto verde como estrellado e incluso con otras hierbas aromáticas.

Sambuca significa saúco, es decir, el arbusto conocido como Sambucus nigra L. También se cree que su nombre deriva de la palabra árabe “zammut”, una bebida hecha a base de anís que llegaba al puerto de Civitavecchia en barcos procedentes del Oriente.

La base de la sambuca está constituida por aceites esenciales obtenidos de la destilación al vapor de semillas de anís estrellado, el cual le confiere un fuerte perfume de anís, soluble en el alcohol en estado puro, al cual se ha añadido una disolución concentrada de azúcar y otros aromas naturales. Es similar al anisete, aguardiente de anís.

Tradicionalmente se mastican unos granos de café y se bebe un sorbo de licor. La forma más común de servirlo es con tres granos de café y flamearlo para que impregnar el sabor al líquido. Un resultado muy parecido se consigue echando un poco de café a la Sambuca. Cuando es preparado de esta manera es llamado “sambuca negra”.

¿Lo has probado?

#MBbepresent

 

Deja un comentario