Chartreuse, el licor más famoso de Francia

Debe su nombre a los frailes cartujos de la Abadía Grande Chartreuse de Grenoble, en los Alpes franceses. Su elaboración consiste en la mezcla de ciento treinta hierbas maceradas con alcohol de uva que posteriormente es mezclado con miel destilada y jarabe de azúcar para envejecer en barricas de roble.

La orden religiosa de los Cartujos fue fundada por San Bruno a finales del siglo XI y fue una de las órdenes monásticas cristianas más antiguas del mundo. A comienzos del siglo XVII el Mariscal d’Estrées entregó a los monjes cartujos un manuscrito que revelaba la fórmula de un elixir de larga vida, cuya receta es celosamente guardada. Los monjes tenían conocimientos para trabajar con plantas. Con el paso del tiempo los Cartujos mejoraron la receta hasta llegar a la fórmula que se conoce hoy en día, un licor elaborado con la mezcla de ciento treinta hierbas y 71º de alcohol.

Existen dos tipos del afamado licor: el Chartreuse verde con 55º grados de alcohol, cuyo característico color es debido a la clorofila. El amarillo con 40º de alcohol, conocido por su suave aroma y sabor ligeramente dulce. Ambos provienen de la receta original con las mismas hierbas, sólo varía su elaboración.

El Chartreuse se consume de manera similar a la absenta, diluyendo un terrón de azúcar en la copa.

#MBbepresent

Deja un comentario