En

Vips Satélite

Fui  a desayunar al Vips de satélite y pedí bisquets, cuando empiezo a cortar con los cubiertos me doy cuenta que en la crema batida había un tubo de fierro, llamé  al gerente y sólo dijo: “disculpe, le mandamos la carta para que ordene nuevamente”.

…al final cobraron la cuenta completa, claro todo esto sin mencionar el servicio tan lento y malo.

Por supuesto que tomé  foto de la  gran cantidad de “hierro”  con  la que venía  mi platillo.

Share Tweet

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

Previous Post100 montaditos
Next PostRestaurante eno