En

Vips Plaza de Toros

Pedí una ensalada, al masticar me lastimé, revisé y había “piedritas”. Me llevaron otra igual; revisé,  les mostré las arenitas. Al final descubrimos que estaban en el aderezo, era horrible la sensación.

Share Tweet

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

Previous PostHotel Misión Comanjilla, Silao/León
Next PostButcher and Sons Roma