Tamales Gourmet: El Monasterio

El 2 de febrero amanecimos con antojo de tamales por lo que fui en busca de recomendaciones a la web. Encontramos a los tamales “El Monasterio” con buenas referencias. Incluso al llegar a División Del Norte #3231 encontré a gente esperando ser atendida. Tomé la carta, buena variedad, y pedí. Algunos tamales ya se habían terminado. Pedí 2 verdes, 2 de rajas, 1 de mole y 1 de guayaba con queso. Los tamales son de buen tamaño. Mi primer contacto empezó bien. Comimos, y al llegar a los verdes nos encontramos con las hojas de tamal estaban con un algodoncillo raro en las puntas, con “manchas” en el exterior, no puedo asegurar que fueran hongos. Probé únicamente el sabor de la salsa y era muy agrio, de mal olor, la textura de la masa no se parecía en nada al de los otros y el pollo se veía muy deshidratado. Opté por tirarlos y no arriesgarme. Creo que la “alta demanda” de un producto ante cierta fecha no es justificación para vender comida en mal estado. Al contrario, debería ser momento de lucirse ante el comensal pues mucha gente nueva los conocerá por referencias externas y deberán demostrar su calidad ante su clientela cautiva. Mala y agria experiencia… literal.

Los comentarios han sido cerrados.