En

Sushitto calle Hamburgo

Ordene un yakimeshi mixto, todo parecía bien hasta que quedando poco menos de la mitad del tazon, en un bocado me salió un pedazo de vidrio. Fue muy desagradable y temeroso porque en el movimiento normal triture el trozo de vidrio en mi boca.

Share Tweet Pin It +1

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

Previous PostLa Chilanguita
Next PostP&W insurgentes