Sushi Itto, Querétaro

En Querétaro, en el Sushi Itto sucursal acueducto, el mesero que nos empezó a atender no nos servía nuestra entrada, siendo que ésta estaba lista desde hacía minutos, por estar entretenido sirviendo una jarra de clericot a otros comensales. El caso es que eran como cinco meseros y ninguno de ellos, a pesar de que veían que el plato estaba listo para servirlo, nos hizo el favor de servirlo o de avisarle al que nos estaba atendiendo de que lo hiciera. Total, nos esperamos hasta que le dio su gana, entonces nos sirvió la comida y la entrada juntos, y la entrada que era caliente, ya estaba fría. Pero eso si, todavía ni terminábamos y ya estaban insistiendo en retirarnos los platos, Obvio que no dejamos propina, pero a la salida, como hay que esperar al valet parking, nos alcanzó otra mesera y todavía tuvo el descaro de decirnos que la cuenta no incluía la propina, que teníamos que dejarla!.
Nunca voy a regresar a ese lugar!

 

Los comentarios han sido cerrados.