Rustic Kitchen

El servicio fue lento, tuvimos que llamar varias veces al mesero para que atendiera, pero lo mejor de todo es que a la hora que estábamos haciendo cuentas se le ocurrió decirnos que el 15% de propina era obligatorio y lo mejor de todo es que al comentárselo al capitán de meseros, que tuvieran cuidado por estar exigiéndola, el comentó que así es y que lleva 15 años en el negocio y que se tiene que dar.

Toda una experiencia mala se puede hacer mucho peor cuando al querer dar recomendaciones el capitán todavía se pone a defender lo indefendible. En verdad es pésimo que lo quieran exigir cuando todo el mundo sabe que la propina es opcional.

Los comentarios han sido cerrados.