Rosetta

Tenía muchas ganas de conocer este lugar y fue una total decepción, al lugar le falta mucha calidez, el servicio es malo, los meseros muy petulantes y hasta irrespetuosos, el menú es pobre, hay solo unas cuantas opciones, mi pareja pidió riñones y tenían un olor que daba nauseas, yo ordené pasta con mariscos, la salsa de tomate y los mariscos estaban crudos!


Honestamente nos sentimos robados, creo que todos coincidimos en pagar lo que sea por una comida sublime y especial, en este caso fue muy decepcionante. 

Los comentarios han sido cerrados.