Restaurant del mirador del Gran Hotel de la Ciudad de México

Pésimo el desayuno bufete del fin de semana. Las puntas de filete es carne de varios días, con mal aroma y peor sabor. La fruta está oreada y comienza a echarse a perder. Te quejas y no hay alguien que te de una disculpa. Lástima por la excelente vista, cuando no hay plantones, claro.

Los comentarios han sido cerrados.