Quilmes La Cuspide

Acudimos al restaurante porque siempre nos habían atendido muy bien, pero esta ocasión el servicio fue muy malo. El mesero se tardó en tomarnos la orden, nos llevo una cerveza que no era la que pedimos, la entrada tardo mas de 15 minutos en que la llevaran, el plato principal llego frío. Cuando terminamos de comer se tardaron mas de 10 minutos en retirar los platos sucios y porque yo le hablé al capitán de meseros. A él le pedimos la cuenta y después de varios minutos llegó nuestro mesero a preguntarnos que si era cierto que habíamos pedido la cuenta. Ya ni postre quisimos ordenar. La verdad el servicio muy malo.

Los comentarios han sido cerrados.