Porfirios

Durante toda la comida el personal fue poco atento, distraído y nos atendió con malos modos. Estaban disgustados porque no consumimos alcohol. Al final se molestaron porque la propina no fue mayor al 10%. Aunque la comida es buena, quedamos convencidos de no regresar ante la poca actitud de servicio.

Los comentarios han sido cerrados.