En

Park Villa

Hotel malo que pasa por bueno, ni la calidad de sus habitaciones; cero inversión y su restaurante, que no es malo, sí demerita con sus leones al acecho y sus ruidos infernales.

Share Tweet

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

Previous PostParaíso
Next PostChaz