Los Canallas, Centro Histórico

El servicio de este lugar hace honor a su nombre. Básicamente te llevan a que te autoatiendas: Yo tomé mi carta, mis servilletas, me levanté por mi silla y cuando pregunté si mi pizza estaba lista, casi después de una hora de haber ordenado, me contestó la mesera: “No lo sé, lo que pasa es que tengo más pedidos antes que tú”.

Los meseros tienen poco entrenamiento y actitud negativa, cuestión que es fundamental en esta industria. ¿Cómo siguen abiertos estos lugares?

Los comentarios han sido cerrados.