En

La Pescadería, Del Valle

Pedí unos tacos de marlin al pastor. Al dar la primera mordida sentí pellejos. Pellejos en el marlin? wtf?  En la segunda y tercera mordida del paso lo mismo. Le avise al mesero y me cambio el plato. y la situación se volvió a repetir. Al observar la carne parecían ligas en adobo, literal !!!!  Le volví a notificar al mesero se llevo el plato. Muy molesto pedí la cuenta, ni una disculpa me ofrecieron.

Share Tweet

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

Previous PostRestaurante ZAPOTE
Next PostTOK`S Puebla