La Pause

Llego un sábado soleado dispuesto a desayunar en este lugar. Mi esposa e hijas se fueron de vacaciones ese fin de semana. Fumo de forma ocasional y hay días en los que me gusta fumar después de comer algo rico. Asi que fui al lugar donde tienen un patio de fumadores bastante agradable. Ubicado en la calle Francisco Cosa en el centro de Coyoacán, solicito una mesa para una persona. Antes veo que si hay varias mesas disponibles desde el acceso. La persona me ve y me dice: “no tenemos mesas”. ¿Cómo? Pero veo varias libres. “Si, pero no para una persona”. Obvio son tan miserables que no atienden para un sólo cliente. Y les respondí: ah ok, querrás decir que no tienes mesa para mi. Me contestó: “Si, algo así”. No se por qué tienen esa política a lo que considero qué es discriminatorio a todas luces por no querer dar una mesa a una sola persona por venderle a una mesa llena de 4. No recomiendo el lugar. Obvio ante esa actitud lo que hice fue ir el fin de semana siguiente y solicitar una mesa de 4 y quedarme tres horas y consumir solo café yo y mis dos invitados y no dejar un quinto en propina.

Los comentarios han sido cerrados.