La Casa de los Abuelos, Moliere

El servicio proporcionado por los meseros demerita mucho, no por jóvenes deberían de carecer de seriedad en su trabajo. Al estar sentados vimos caminar una cucaracha, y los vasos con un olor desagradable.

Los comentarios han sido cerrados.