La Cantina de los Remedios, Puebla

Al entrar la hostess te ve de mala gana, como si no quisiera que entraras. El servicio era bastante lento, te llevaban servilletas, despues de varios minutos limones, luego la sal y así. La comida bastante mala y sin sabor, es bastante caro para la calidad de la comida y la atención. Pero al momento de pedir la cuenta no se tardaron, el mesero contaba el dinero enfrente de nosotros y nos exigió la propina, si no, no podíamos retirarnos, quería el 15% a lo cual le dimos el 10% que ni se merecía lo cual hizo que se molestara. Este lugar es típico de Puebla pero deja mucho que desear, horrible de verdad!!!

Los comentarios han sido cerrados.