En

Humberto’s

De entrada no te asignan mesa si no están TODOS los que van a comer aunque este vacío el lugar, si llega otra persona después que te asignaron mesa te ponen caras, te regañan o de plano no pasa la persona (según le hicieron a los de la mesa de junto). Ya sentados a la mesa “atentamente” te corretean para que pidas, para que comas tus alimentos, para que pagues y para que desalojes la mesa.

Share Tweet

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

Previous PostLa Casa de los Abuelos, Moliere
Next PostDomino´s Pizza Interlomas