En

Fisher’s Arboledas

Es la primera vez que nos pasa en un fisher’s.

La espera desde el ballet parking 15 min para recibir el carro, para esperar mesa no ofrecieron las bebidas acostumbradas y veíamos que tenían  mesas disponibles y no nos asignaban mesa, el servicio del mesero PÉSIMO; mala actitud y tardaba muuuucho en aparecer.

Pedimos almejas preparadas y sabían muy raras, el taco de camarón sabia como a plástico, el ceviche de atún muy reducida la porción… nada que ver con lo que era antes.

Pedir limones era como pedir prestado, el servicio muy malo y tardado.

Los precios muy altos y por la noche y al día siguiente con FUERTES MALESTARES ESTOMACALES… lo único que nos llevaba ahí eran los juegos infantiles, pero mala la comida y muy malo el servicio… No creo volver.

Share Tweet Pin It +1

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

Previous PostMeliá Puerto Vallarta
Next PostCrepes & Waffles. Reforma 222