Dolce Vita

By Mauricio Flores Arellano.
En Puerto Aventuras el Dolce Vita se ostenta como un lugar de excelente calidad y los precios son como tal… pero tuve que esperar una hora para que se sirvieran los primeros platos, mal preparados y algunos hasta faltos de cocción (como la pasta y un pescado) amén de que las porciones son raquíticas en platos ostentosos.
El desorden de los meseros y de la cocina hicieron que empezaran a servir los platos fuertes antes que las sopas y las entradas, rompiendo totalmente los tiempos propios de una cena familiar. Aunque su dueña, Adriana, se esforzara, parecía que ninguno de sus empleados le hiciera caso. Me ofreció un descuento de 20% pero lo rechacé pues el mal rato que nos hizo pasar no se podía compensar a cambio de unos pesos. Definitivamente el peor lugar para ir a cenar en ese centro vacacional.

Los comentarios han sido cerrados.