En

Daikoku Cuauhtemoc

Al estar comiendo un yakimeshi, agregue salsa de soya y empece a revolver el arroz nuevamente con la salsa y para mi sorpresa encontré frita y completa un cucaracha!!!!.
El mesero me indico que si deseaba me podían traer otro yakimeshi a lo que indique que no, quizás solo le iban a sacar la cucaracha o algo así, pedí un rollo, pero ya no comí en paz.
En la cuenta no me cobraron el yakimeshi, pero si el rollo y mis bebidas y su disculpa fue: “Discúlpenos, pero como fumigaron, pues ya ve que luego salen”.
Desde ese día ya no he vuelto al sushi cucaracha. Pésima respuesta y nefasta atención.

Share Tweet

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

Previous PostEx Hotel Nikko
Next PostBecco Acapulco