En

Crepes & Waffles. Reforma 222

Venimos a desayunar y pedí una infusión aromática y un desayuno natural, terminábamos ya de desayunar y la infusión no llegaba por lo que la pedí para llevar. Me comentaron que no estaba endulzada, abrí el vaso, agregue azúcar y agite… en ese momento salió a flote un insecto grande, mosca gigante, escarabajo, no lo se. Inmediatamente hablamos a la mesera que enseño el vaso a la cajera, a las de cocina, a la gerente y solo volteaban a vernos. Obvio le dije cancélame esto.

Nos llevó la cuenta y si mi esposo no le pregunta “qué te dijeron” ni se disculpa. Ya después salió la gerente a decir que no saben de donde salió y que investigarán; pero la horrible experiencia nadie te la quita.

Share Tweet

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

Previous PostFisher's Arboledas
Next PostCorazón de Alcachofa – Paseo Interlomas