En

Chilis Lindavista

Desde que llegas te dicen que si hay lugar pero en darte mesa esperamos más de 10 minutos y el lugar estaba medio vacío, no tenían cervezas de barril y solo dos marcas de cervezas, es decir, no hay mucho de donde escoger, el tiempo de espera de la comida es mucho, y para pedir la cuenta se tardan mucho ya que los meseros de repente se desaparecen. El servicio en general es malo y la comida esta regular ya que la carne no estaba bien cocida. Esto en comparación de otros Chilis de otras zonas del D.F.

Share Tweet

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

Previous PostAlaia
Next PostPapa Bill's Polanco