In

Casa Portuguesa

Fuimos a desayunar… la comida buena, el servicio bueno, pero el precio del pan dulce me pareció excesivo $40 por un pan muuuy equis, como de panadería de colonia. Llegas, te lo ofrecen, lo eliges y oh sorpresa llega la cuenta y el precio es excesivo, además en ningún lugar está expuesto el precio.

Cuando la calidad supera la expectativa, uno paga con gusto, pero cuando está por debajo, sorprende. Los invito a ser coherentes con la calidad que ofrecen, pero también con la economía de nuestro país.

Share Tweet Pin It +1

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

Previous PostHotel Krystal Cancún
Next PostDon Asado (Parrilla Uruguaya)