En

Biko

Llegamos casi al medio día y el lugar solo tenía unas pocas mesas ocupadas, nosotros le pedimos que nos ubicaran en una que no estaba tan al paso. La señorita se negó argumentando que esas mesas eran para la comida !!!!!  La comida y la atención de los meseros fue genial, pero este primer encuentro fue bastante desagradable.

Share Tweet

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

Previous PostSitio Sagrado holistic spa & celebrity hotel, Tepoztlan
Next PostHotel Castillo de Santa Cecilia, Guanajuato