En

Balmori

El servicio fatal, exageradamente lento 45 minutos para llevar un par de cervezas es reprobable. Ya no pedimos de cenar porque tardaron casi una hora en llevar una entrada que por cierto dejo mucho que desear y para rematar el valet lentisimo.

Una experiencia que nos dejo sin ganas de volver…

Share Tweet

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

Previous PostLos Danzantes
Next PostAzul y Oro (Centro Cultural Universitario)