Azul Histórico

Después de la sobremesa de la comida (a eso de las 6:30 o 7:00) animé a mi familia (4 personas) para que fuéramos a un restaurante al que yo tenía muchas ganas de ir antes de irme de DF (soy de ahí pero actualmente vivo fuera). Llegamos al Azul Histórico buscando un café/chocolate y postre además de algo ligero para picar. Después de ver la carta y no encontrar postres pregunté al mesero por ellos, me preguntó que si no cenaría y dije que quería postres, así que casi me arrebató las cartas y se fue de forma grosera y sin decir nada. Todos nos volteamos a ver y nos quedamos sorpendidos por la reacción. Después de un rato comenzó a  desmontar la mesa (cubiertos, platos, servilletas…) sin decirnos nada y nosotros solo nos veíamos entre nosotros. Después de arrasar con todo nos trajo la carta de postres. Decidimos que queríamos 4 chocolates y dos pasteles, pero cuando el capitán de meseros fue a tomar la orden dijo que no podía hacernos el pedido porque al menos necesitaba que fueran 3 postres porque el restaurante no era una cafetería. De nuevo nos sorprendimos y mi mamá propuso que nos fuéramos ya que había problemas para atendernos. Yo dije que en el restaurante Azul y Oro de CU sí que venden café con postre. El gerente dijo que ese restaurante era también caferería… Así que propongo que avisen antes de sentarse que no venden sólo café y postres o que pongan directamente un letrero. Por cierto, después de este incidente nos fuimos a un bonito resturante en la calle de Madero en donde sí quisieron servirnos 2 cafés y dos postres y como la plática se alargó al final pedimos de cenar, cosa que hubiera ocurrido si nos hubieran atendido sin tanto sangronismo en el Azul Histórico. ¿Será que intenta ser un restaurante de mucho estatus?

Los comentarios han sido cerrados.