En

Novecento Santa Fe

La comida nada fuera de lo común, el chicharrón de atún insípido, el rib eye muy bueno y de buena calidad acompañado de unas guarniciones horribles de arroz quemado y puré de harina de papa. Pedí una jarra de Cleriquot y alguien vestido de capitán la preparó con Lambrusco, le pregunté si regularmente servían así el cleriquot y si me cobraría la jarra de Cleriquot que habíamos pedido y no la botella de Lambrusco, me dijo que no cobrarían la botella. La lentitud del servicio era tolerable. Al llegar la cuenta a pesar de la aclaración, me estaban cobrando casi 400 pesos extra por la BOTELLA DE LAMBRUSCO. Mandé llamar al capitán y llegó alguien vestido de mesero amenazando con que me cobrarían más por la jarra de cleriquot que por la botella y empezo a hincarse y a hacer bromas de mal gusto de una manera irritable. Pésimo el servicio, no regresaré.

Share Tweet Pin It +1

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

Previous PostSanborns Peralvillo
Next PostCalifornia Pizza Kitchen WTC