Cipriani: un pedacito de Italia

La Ciudad de México ya nos tiene acostumbrados a traer grandes conceptos y proyectos gourmet, entre ellos Cipriani, restaurante de origen italiana y con sede en Luxemburgo.

Para que ubiquen un poco de su historia, empezó en 1931 cuando Giuseppe Cipriani, su fundador inauguró Harry’s Bar a solo unos pasos de la Piazza San Marco en Venecia, Italia. Giuseppe imprimió de forma impecable un lugar en el que el lujo y el servicio eran su mejor atributo. Por ello, se dio a conocer en las altas esferas de Europa.

Hoy ya está presente en algunas de las ciudades más emblemáticas del mundo como: Nueva York, Los Ángeles, Miami, Bodrum, Estambúl, Abu Dhabi, Dubai, Hong Kong, Moscú, Ibiza, Montecarlo, Londres y Porto Cervo.

En MB acudimos a Masaryk 311 a una de las nuevas placitas a probarlo y nos llevamos buenas impresiones. Probamos varios de sus platillos típicos como la ensalada de burrata y los calamares de entrada. Muy buenos por cierto.

Seguimos con una pasta, que aunque buena, podría perfeccionarse. El setting del lugar estuvo impecable y el servicio muy profesional. Es un lugar consentido para empresarios de la ciudad y buenos comensales. 

Deja un comentario