En Plato Fuerte, Recetas

Polenta frita con Salsa, para los exigentes!

Prepara la polenta como ya les dijimos, y ponla en un molde con forma alargada como el de panqué, previamente aceitado. Llévalo al refrigerador hasta que esté frío y duro.

Cuando estén listos para cocinar, desmoldar y cortar en rebanadas gruesas de dos centímetros, freír en mantequilla hasta que queden bien dorados (ir guardándolos en horno un poco caliente para que al terminar, el primero no esté frío). Espolvorearlos con queso parmesano recién rallado.

Hacer una salsa de jitomate (tomate machacado de la Costeña o con jitomate natural a la antigua, nunca puré) ya sea con carne molida estilo Boloñesa, pollo o con champiñones. Pueden también hacer más de una salsa.

Servir la polenta frita con las salsa de lado para que cada comensal decida como la quiere. Es ideal como primer plato de una maravillosa comida o cena!

#MBcoolcooking

Share Tweet

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

Previous PostEn donde comer y dormir en Egipto…
Next Post¿Cómo hacer Couscous en casa?

No Comments

Leave a Reply