Manos de Buda.

La mano de Buda proviene de un arbusto o árbol pequeño de formas sinuosas y retorcidas que puede llegar a medir como máximo los 5 metros de altura. Como en casi todos los cítricos, sus hojas desprenden un agradable aroma a limón y sus flores un perfume muy intenso a azahar.

En el continente asiático la mano de Buda se suele utilizar para perfumar las estancias de la casa o el interior de los armarios de la ropa, también se utiliza con fines medicinales, especialmente para combatir problemas de digestión pesada o enfermedades leves respiratorias, ya que es un buen expectorante.

Deja un comentario