La sal en tus platillos

La sal es herencia de nuestros antepasados que solían comer sus alimentos sin aderezo alguno. Pero cuando se encontraron con la necesidad de lavar pescados, carnes y verduras en las aguas del mar fue como descubrieron que la sal le daba a los alimentos un sabor único que los incitaba a hacerlo con casi todos sus alimentos.

Lo que nos lleva a la siguiente pregunta ¿sólo le ponemos sal para conseguir un sabor salado? Los conocedores de la gastronomía bien saben que no es así, ya que la sal es un potenciador del sabor, es decir, que al sazonar estamos realzando el sabor del platillo que estemos preparando volviéndolo más apetecible.

¿Existe una cantidad exacta de sal que se deba añadir a cada preparación? Son pocas las recetas que determinan la cantidad exacta, ya que ésta se deja a la elección del comensal. Lo más recomendable es utilizarla de forma moderada para que los alimentos queden en su punto justo de sazón.

#MBbepresent

Deja un comentario