La “Creme Brulée”

La Creme Brulée es un postre cremoso que consiste de una crema pastelera cuya superficie se ha espolvoreado de azúcar con el fin de quemarlo y obtener así una fina capa crujiente de caramelo.

Se sirve generalmente templado o frío en cazuelas individuales. La crema pastelera se aromatiza a menudo con vainilla, o un licor, etc.

INGREDIENTES
7 cucharadas de azúcar
7 yemas
1 taza de leche (250cc.)
2 tazas de crema de leche (500cc.)
1 vaina de vainilla o ½ cucharada de extracto de vainilla
Azúcar para quemar

PREPARACION
Poner en un bol el azúcar y las yemas.
Mezclar sin llegar a batir, solo lo suficiente como para unir las yemas y el azúcar.
Aparte llevar calentar la leche y la crema de leche, con la vainilla hasta que comienza a hervir.
apagar y esperar 15 minutos para que tome el sabor de la vainilla
Verter lentamente y siempre revolviendo sobre las yemas para evitando que se hagan grumos.
Una vez terminada esta operación se notará que en la superficie se ha formado espuma. Retirar la espuma cuidadosamente con una cuchara. Repartir en potes chicos y cocinar en el horno y a baño María. Dejar durante 20 a 40 minutos a en horno bien suave (100º aprox.) .
Se conoce el punto de cocción cuando los bordes están firmes y el centro algo blando o húmedo. Se nota con facilidad que el centro no tiene la firmeza de los bordes o cuando deja de temblar la preparación.

Se retiran los recipientes del horno y se dejan entibiar. Para caramelizar: Espolvorear con una fina capa de azúcar la superficie de cada pote y con ayuda de una planchita bien caliente o de un soplete quemar el azúcar hasta que tome color caramelo claro.

Hay personas que lo flambean con brandy, Grand Marnier, o bien oporto.

Esto la deja más crocante.

Mantener en el refrigerador ya que se sirve fría y la frescura de la crema contrasta con lo crocante del azúcar quemado. O también se puede servir enseguida de caramelizarla o flambearla.

De mis colaboradores especiales.

Deja un comentario