Jugo de Zanahorias; prepara tu piel para el verano…

El jugo de zanahorias se toma crudo en cantidades que varían entre 50 y 400 gramos al día. Lo primero es limpiar las zanahorias de polvo e impurezas metiéndolas en agua. A continuación se raspa su superficie con un cuchillo sin pelar la piel. En ella es donde existe una mayor concentración de carotenos o vitamina A.

Pasando un kilo de zanahorias por la licuadora se saca alrededor de un cuarto de kilo de jugo. Este se puede diluir en agua y añadirle miel y limón. También es muy recomendable la mezcla del jugo con el de naranjas recién exprimidas.

 

Deja un comentario