El Delicioso Strudel de manzana.

Consiste en un rollo de hojaldre relleno de compota de manzana, azúcar, canela, pasas de uva y pan rallado que una vez preparado se cocina en el horno. Y se sirve acompañado de una cucharada de crema acida bien espesa azucarada o con helado (o a veces los dos juntos).

Es un postre tradicional de la cocina austríaca y del sur de Alemania, cuyos orígenes podrían remontarse a antiguas recetas de la cocina bizantina, armenia o turca.

Es ideal como postre de comidas y para la hora del té. Se puede comprar en pastelerías de primer nivel como La Suiza de la Condesa y es parte de la carta de muchos restaurantes en todo el país.

Deja un comentario