En Postres, Recetas

El Delicioso Strudel de manzana.

Consiste en un rollo de hojaldre relleno de compota de manzana, azúcar, canela, pasas de uva y pan rallado que una vez preparado se cocina en el horno. Y se sirve acompañado de una cucharada de crema acida bien espesa azucarada o con helado (o a veces los dos juntos).

Es un postre tradicional de la cocina austríaca y del sur de Alemania, cuyos orígenes podrían remontarse a antiguas recetas de la cocina bizantina, armenia o turca.

Es ideal como postre de comidas y para la hora del té. Se puede comprar en pastelerías de primer nivel como La Suiza de la Condesa y es parte de la carta de muchos restaurantes en todo el país.

Share Tweet Pin It +1

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

Previous PostKousmine, un hallazgo en la Condesa
Next PostPaul Bocuse: el rey de los chefs, inventor de La Nouvelle Cuisine Française

No Comments

Leave a Reply