Historia de una tradición rusa: el Vodka

Tradicionalmente, los rusos beben vodka para cualquier ocasión importante, es una bebida espirituosa de sabor suave y delicado que permite tomarse solo o en combinación con otros ingredientes, por ello es una de las bebidas más populares del mundo, sin embargo, hay mucha especulación acerca de dónde nació el vodka.

Se dice que el vodka se produjo por primera vez en un monasterio en Moscú a mediados del siglo XV. Por otro lado, se cuenta que los primeros en obtener un líquido similar al vodka eran doctores en Persia en el siglo XI, y el primero en destilar alcohol en Europa fue un italiano alquímico monje-Valentius utilizando los métodos árabes. Otra versión dice que la historia del vodka en Rusia comenzó en 1386 cuando los comerciantes genoveses trajeron por primera vez “aqua vitae” a Moscú. En lugar de las uvas, los rusos utilizaban centeno para extraer etanol, con lo que el vodka ruso fue llamado “vino de pan” al principio.

Fue conocido como whislky blanco al principio de su comercialización, pero en sus inicios el vodka era muy diferente de lo que se conoce ahora, se destilaba en alambiques sencillos con lo cual se obtenía un licor de fuerte sabor al cual se le infusionaba con varias plantas para ocultarlo.

Rusia y países escandinavos tradicionalmente tienen sus propias versiones de vodka, asi como muchos países de todo el mundo.

Según la tradición, el vodka no se bebe a grandes tragos, sino a sorbos pequeños para degustarlo. Por esta razón se sirve un poco frío.

#MBbepresent

 

 

Deja un comentario