Una bebida Árabe, con sabor diferente!

El Ayrán está compuesto de yogur (o leche agria) y de agua. El yogur utilizado proviene de leche de oveja y tiene un sabor espeso, sabroso y ligeramente ácido (en ocasiones mediante el uso añadido de jugo de limón). Se suele tomar con sal e incluso pimienta. Esta bebida se sirve fría y se toma como acompañamiento durante las comidas.

#MBbepresent

Deja un comentario