Ruibarbo, lleno de color!

De origen eurasiático, este exótico vegetal cuyo nombre deriva del griego rha y barbarum, ha sido un ingrediente utilizado desde la antigüedad.

Es una hortaliza que alcanza una altura máxima de tres metros y consta de tallos de casi cinco centímetros de grosor y un gran parecido al apio, su color varia de su madurez en distintos tonos rojizos y verdes al interior. Se tiene documentado su uso desde el año 2700 a.C. en China, donde lo utilizaban con motivos medicinales y su crecimiento era totalmente silvestre.  Posteriormente en Inglaterra se popularizó por adaptarse fácilmente al clima y ser cultivado casi todo el año.

Culinariamente varía desde salsas, compotas, mermeladas, pasteles, jugos, infusiones y algunos licores, el sabor es astringente y ligeramente ácido. Su valor nutritivo es mediano, sin embargo, contiene gran cantidad de vitamina C y K, proteínas, fibra, calcio y potasio.

Aunque en nuestro país no es muy común, se encuentra en los postres de algunos restaurantes y en mercados especializados y tiendas gourmet.

¿Ya lo probaron?

#MBbepresent

Deja un comentario