Percebes, el lado exótico del mar

Se trata de un crustáceo que al igual que el mejillón, vive incrustado en las rocas formando colonias.

Su forma y sus características lo hacen un crustáceo extraño, está formado por dos partes, el capítulo que se conoce como la uña y presenta una forma de rocas unidas, debajo de ésta se encuentran casi todos sus órganos vitales. El pedúnculo tiene una forma cilíndrica cubierta de una piel muy gruesa pero flexible, lo que le permite moverse, además de una glándula que secreta una sustancia comparada con el cemento para adherirse a las rocas.

Son un producto típico de la gastronomía de Galicia, Asturias, País Vasco, Francia y Portugal. Su recolección es manual y cautelosa para evitar lastimarlo. Su preparación es muy sencilla, sólo cocínalos en agua hirviendo con un poco de sal, laurel y vino blanco. Tienen un aporte nutricional importante, ya que contienen gran cantidad de vitaminas B1 y B2, así como potasio y una cantidad mínima de grasa.

¿Ya los probaste?

#MBbepresent

Deja un comentario