Pan de muerto una deliciosa tradición

El pan de muerto es un pan mexicano muy especial. Su origen se remonta a la época prehispánica y es considerada una de las tradiciones más hermosas del país. Durante esta celebración suele usarse como decoración en las ofrendas o altares para recibir a nuestros seres queridos que se han adelantado en el camino.

Se le llama pan de muerto debido a que presume

 en su parte superior una figura de hueso.En la época prehispánica, el pan era un elemento importante en las ofrendas, tanto que hoy existen cerca de 800 variedades en todo el país. En esta temporada, de norte a sur, encontrarás panes antropomorfos (de figuras humanas), zoomorfos (animales), fitomorfos (plantas y vegetales) y mitomorfos, que representan seres fantásticos concebidos en la imaginación del panadero.

En algunas regiones, el pan de muerto es el mismo que se consume diariamente. Tal es el caso del pan de Oaxaca, que en realidad es un gran pan de yema al que se le ha incrustado una figura de alfeñique que representa al ánima a quien se dedicó el pan.

En la Mixteca Poblana, el pan de muerto se prepara con la misma masa que el bolillo, pero se le da forma humana y es espolvoreado con azúcar blanca, si es para el altar de los niños o con azúcar roja, si se destinará al altar de los adultos.

Mi equipo de colaboradores se dio a la tarea de investigar cuáles son los mejores lugares para degustarlo: Maque, El Globo, La Casita, Sams, La Suiza, Montparnasse, Delirio, La Esperanza y Panmex, son algunas de las deliciosas opciones para estas fechas.

¿En tu ciudad dónde está el mejor pan de muerto?

#MBenjoy!

Deja un comentario