Jamón ibérico

Se trata de un tipo de jamón procedente de la raza ibérica, el cual debe tener por lo menos 50% de pureza. Una de sus principales características es la crianza del cerdo, pues se hace en un régimen extensivo de libertad, donde pueden moverse fácilmente, realizar ejercicio y llevan una alimentación equilibrada y no forzada. Se distinguen por su sabor, textura y aroma, además de contar con Denominación de Origen Controlada.

Existen distintos tipos de jamones ibéricos, según la alimentación que reciba el cerdo y el tiempo de curación que llega a ser de 8 hasta 36 meses.

Ibérico de cebo: crianza con espacio reducido y alimentación a base de granos y leguminosas.

Ibérico de cebo de campo: se cría en campo abierto y se alimenta de granos y leguminosas.

Ibérico de recebo: criado en campo, se alimenta de hierbas, cereales y leguminosas, tienen períodos de alimentación a base de bellotas.

Ibérico de bellota: el más preciado, su crianza es en total libertad y su dieta a base de hierbas, granos y de tres a cinco meses de bellotas.

Una verdadera delicia!

#MBbepresent

Deja un comentario