El caviar, el oro negro de la gastronomía

El caviar es uno de los productos más selectos y valorados del mercado gastronómico. Pese a ser un alimento conocido desde finales del Renacimiento, fueron los franceses quienes le confirieron el estatus de delicia gastronómica, ya que sólo los reyes y aristócratas podían consumirlo.

Este refinado manjar requiere de algunos rituales como cucharas de vermeil, porcelana o marfil para ser servido y va excelente con Champagne o Vodka.

Proviene de las huevas del pez asturión y el mejor es el que se pesca en el Mar Caspio en Azerbaiyán, Irán y Rusia. Es producido en cautiverio, cuando alcanzan la edad fértil, se inseminan artificialmente y cuando llega el momento, antes de que libere una sustancia amarga, se extrae la hueva, se limpia, se sala e inmediatamente se envasa.

Existen varios tipos de caviar:

– Caviar belga: es el mas caro, sus huevas son de mayor tamaño y su color oscila del gris claro al oscuro.

– Caviar Osetra: presenta una tonalidad de amarillo a marrón. Su sabor es afrutado con un suave toque a nuez.

– Caviar Sevruga: sus huevas son pequeñas de color gris claro, cuenta con una textura cremosa, es el más abundante y menos caro.

– Caviar prensado: es el más popular y consumido en Rusia, está constituido por los granos más maduros o dañados, posee un sabor más fuerte y salado.

Sólo se puede denominar caviar a las huevas del esturión, también se les denomina a otros sucedáneos de especies como el bacalao, el salmón, la trucha, la carpa o el atún, estos pescados son teñidos artificialmente y se les añade conservador.

#MBbepresent

Un comentario

  1. Rozhy Talisman
    30/07/2012 at 19:50- Contestar

    Gracias, ha sido muy ilustrativa la informacion acerca de los distintos tipos de caviar. A mi encanta con una buena champana!

    Felicidad Siempre!

Deja un comentario