En Alimentos

Brotes y germinados a tu alcance

 

Los germinados son el paso de la semilla a la planta y comúnmente los consumimos en ensaladas o como guarnición de algún platillo. Son una excelente fuente de vitaminas, minerales y oligoelementos.

El proceso para tenerlos en casa es muy sencillo pero requiere tu entero cuidado.

En un frasco de vidrio de boca ancha coloca semillas lavadas como lenteja, cebolla y alfalfa, cubre tres veces su volumen con agua purificada. Tapa con una gasa y dependiendo de la semilla deja reposar de 5 a 12 horas a 20°C. Escurre y enjuaga.

Dispón el frasco de manera horizontal o vacíalos sobre una charola y cubre con una gaza de algodón, mantén en un lugar oscuro. Es recomendable enjuagar los granos de 2 a 3 veces al día durante los dos primeros días. Después sólo una vez hasta que comiencen a germinar. Cuando los brotes tengan de 2 a 3 centímetros, exponlos a la luz indirecta por 2 horas, comenzarán a formar hojas verdes. Puedes recogerlos y guardarlos en un recipiente hermético para cuando desees utilizarlos. Disfrutalos!

#MBbepresent

Share Tweet Pin It +1

Marco Beteta

Mexicano, entrepreneur, artista plástico y sibarita. Su vida gira en torno al buen vivir, la gastronomía, el arte, los viajes y la cultura; explorando nuevas tendencias y experiencias en restaurantes, hoteles, spas y destinos, para recomendar y compartir con todos sus fans, followers y lectores.

Previous PostDöner Kebab
Next PostEl Mercado de San Juan en la Ciudad de México

No Comments

Leave a Reply