Berenjena, versátil y deliciosa

 

Se considera una de las verduras de consumo más antiguo, pues hay registros de su uso de hace más de 2 mil años a.C.

Su origen se sitúa en el sudeste asiático, países como la India, Birmania y China comenzaron a cultivarla, posteriormente apareció en África gracias al comercio de los árabes y en la Edad Media se popularizo y extendió en toda Europa por los españoles. De igual manera se introdujo en Mesoamérica en la conquista y desde entonces fue bien aceptada en nuestra dieta.

Su fruto requiere de gran luminosidad para poder crecer de manera adecuada y desarrollar todos sus nutrientes, su forma varía de peso y tamaño presentándose entre los 10 y 30 centímetros. Su color de piel también varía entre morado, rojo, verde y blanco siendo el ejemplar más raro.

Contiene gran cantidad de agua, bajo contenido calórico y presencia de minerales como potasio, fósforo, calcio y magnesio, además de ser rica en vitamina C.

Aunque la berenjena no es muy común en los platillos típicos mexicanos, forma parte de la dieta cotidiana y se recomienda su consumo por lo menos una vez a la semana.

#MBbepresent

Deja un comentario