Filete Wellington

Filete Wellington

A diferencia del paté de foie (elaborado con hígado y carne de distintos animales, además de otros condimentos como especias, harina o leche), el foie gras procede únicamente del hígado de ganso, oca o pato. Una de las condiciones de todas las recetas con el término Wellington (en las que también puede emplearse cordero o pescado) es justamente que sus ingredientes incluyan paté de foie o foie gras.

Porciones: 6. Tiempo: 45 minutos.

Ingredientes:

  • 500 kg de filete de res.
  • 150 g de mantequilla.
  • ½ kg de champiñones frescos cortados en rodajas.
  • 1 cebolla picada fina.
  • ¼ de taza de coñac.
  • 3 cucharadas de harina.
  • 1 cabeza de ajo entera sin pelar.
  • 1 lata paté de foie.
  • 5 rebanadas de jamón de pierna.
  • Sal y pimienta negra.
  • 600 g de masa de hojaldre.
  • 2 huevos batidos.
  • ½ vaso de vino blanco.

Elaboración:

Desgrasa la carne, enróllala en forma circular y átala para que no pierda su forma al sellar. Salpimienta.

Coloca en una sartén la mitad de la mantequilla y la cabeza de ajo, cocina la carne dándole vuelta todo el tiempo (sin tapar) hasta que alcance un término entre sellado y medio. Cuando esté lista, quita el hilo.

En un bowl pequeño, mezcla el paté con el coñac; reserva.

En otra sartén saltea la cebolla con el resto de la mantequilla hasta que esté transparente. Agrega los champiñones, revuelve y cocina unos minutos. Incorpora la harina, agrega el vino y deja espesar. Baja el fuego y añade el coñac con el paté; cocina unos minutos más y retira del fuego.

En una superficie enharinada estira la masa de hojaldre, coloca en el centro las rebanadas del jamón de pierna, agrega la salsa de champiñones y, encima, el filete.

Cubre con la masa dándole forma de cilindro, barniza con huevo y hornea 20 minutos en horno precalentado a 180°C. Baja la temperatura y sigue horneando hasta que el hojaldre adquiera un color dorado uniforme. Retira del horno y deja reposar 15 minutos.

Sirve en rebanadas acompañado con verduras al vapor y papas salteadas en mantequilla y perejil.

Ideal para maridar con:

Vinos tintos concentrados, intensos.

Deja un comentario