Bacalao

bacalao

Propio de aguas frías del Atlántico Norte, del Mar Báltico y de Barents, el bacalao –como la mayoría de los pescados blancos- es de carne más bien magra; en cambio las reservas de grasa almacenadas en su hígado son importante fuente de ácidos omega 3. Protagonista de las fiestas navideñas, este platillo es también ideal para la temporada de Cuaresma.

Porciones: 8. Tiempo: 45 minutos.

Ingredientes:

  • 1 ½ kg de bacalao seco.
  • 2 ½ tazas puré de tomate.
  • 2 ½ tazas de pimiento morrón.
  • Aceite de oliva.
  • ½ kg de papas cambray cocidas.
  • 1 ¼ taza de aceitunas verdes sin hueso.
  • 1 ¼ taza de chiles largos.
  • 1 frasco pequeño de alcaparras.
  • Perejil picado.
  • 5 dientes de ajo.

Elaboración:

Dos días antes de prepararlo, elimina el exceso de sal del bacalao remojándolo en agua fría y cambiándola al menos cuatro veces.

Desmenuza el bacalao, revisa bien que no lleve espinas y reserva.

En una cazuela grande de barro añade aceite de oliva y fríe los dientes de ajo hasta dorarlos y retíralos.

Licúa el puré de tomate con el pimiento morrón y vierte en la cazuela; cocina 10 minutos a fuego medio removiendo con una pala de madera hasta que veas el fondo de la cazuela. Incorpora el bacalao e intégralo a la mezcla con movimientos circulares, cocinando 5 minutos más.

Agrega las papas y aceitunas, deja cocinar un par de minutos; añade los chiles largos y las alcaparras, integra bien todo. Continúa la cocción a fuego bajo hasta que empiece a hervir y termina espolvoreando con el perejil.

Ideal para maridar con:

Vinos blancos secos y concentrados, mexicanos o Châteuneuf du Pape, Pouilly Fuissé, Saint Véran, Savennières (Francia).

Deja un comentario