La Listeriosis

La Listeriosis

La listeriosis es una infección grave por lo general causada por comer alimentos contaminados con la bacteria Listeria monocytogenes.

La enfermedad afecta principalmente a los adultos mayores, las mujeres embarazadas, recién nacidos y adultos con sistemas inmunológicos debilitados. Sin embargo, en raras ocasiones, las personas sin estos factores de riesgo pueden también verse afectados. El riesgo se puede reducir siguiendo las recomendaciones para la preparación segura de alimentos, consumo y almacenamiento.

La listeria es diferente pues puede crecer a la temperatura normal de un refrigerador. Las únicas formas de matar a la listeria son mediante la pasteurización o cocción.

  • Las verduras se pueden contaminar del suelo o del estiércol utilizado como fertilizante.
  • Los animales pueden portar la bacteria y pueden contaminar las carnes y los productos lácteos.
  • La leche no pasteurizada o los alimentos elaborados con leche sin pasteurizar pueden estar contaminados como el queso fresco, Camembert, Feta y Brie.
  • Patés refrigerados o pastas untables a base de carne.
  • Mariscos ahumados refrigerados

Síntomas.

Fiebre, nauseas, rigidez en el cuello, confusión, debilidad, vómitos, a veces también diarrea

Tratamiento

Si usted presenta los síntomas, comuníquese con su médico de inmediato. La infección se puede curar con antibióticos administrados rápidamente y, en las mujeres embarazadas, pueden prevenir la infección del feto.

Prevención

  • No consuma leche cruda o no pasteurizada ni coma alimentos que estén hechos con leche no pasteurizada.
  • Lave sus manos y lave los cuchillos y tablas de cortar después de manipular y preparar alimentos crudos.
  • Lave frutas y verduras antes de consumirlas.
  • Almacene de forma separada la carne, aves o mariscos de frutas y verduras o alimentos listos para comer.
  • Cocine por completo los alimentos crudos de origen animal hasta que alcancen una temperatura interna segura.
  • Consuma los alimentos perecederos y listos para comer tan pronto como sea posible.
  • Las personas en grupos de alto riesgo deben calentar los perros calientes y variedades de fiambres antes de consumirlos.

Deja un comentario