Higiene en tu bolso.

Higiene en tu bolso.

Una investigación realizada por la empresa inglesa Initial Washroom Hygiene reveló que el interior los bolsos, en especial los esponjosos y porosos, son el hogar ideal de los gérmenes de todo tipo y proporcionan las condiciones para que se desarrollen y multipliquen.

Se recomienda poner especial atención en los bolsos de piel.

Los resultados fueron que uno de cada cinco bolsos podía poner en peligroso la salud de su propietaria, no solo por los gérmenes que se encuentran en la bolsa sino que también por los objetos que esta contiene.

Estos objetos también pueden acumular muchas bacterias, por ejemplo los lápices labiales, el rímel y las cremas de todo tipo pues estos también ofrecen las condiciones ideales para su crecimiento, así que aunque sean nuevos al entrar en contacto con el interior de la bolsa los gérmenes se transmiten.

Las bolsas no se lavan constantemente y están en contacto con superficies de todo tipo y más que nada con nuestras manos por lo que la posibilidad de transferencia de gérmenes es altísima.

Los objetos más comunes en las bolsas suelen ser artículos de belleza que se aplican directamente a la piel o en el caso de los lápices labiales directamente en la boca, por lo que enfermarse por causa de estos gérmenes es altamente probable.

Se recomienda lavarse frecuentemente las manos para remover las bacterias, y  limpiar a fondo los bolsos periódicamente para prevenir que la contaminación se acumule.

Deja un comentario